.

viernes, 20 de julio de 2012

Un señor llamado Weismann (eugenista) y otro señor de cuyo nombre tampoco hoy quiero acordarme: más Lamarckismo en el undécimo párrafo de El Origen de las Especies

  Como tantas veces ocurre en El Origen, éste párrafo contiene una frase muy clara y muy cierta, algunos llegarían a calificarla como elemental o de Perogrullo. Empero, hay a su alrededor algo obscuro. La frase es la siguiente:   “there are two factors: namely, the nature of the organism and the nature of the conditions”   El problema, la obscuridad que la rodea, es que ni Weismann ni el propio Darwin merecen ser citados en conexión con la mencionada frase, pues ninguno de ellos puede presumir de ser su descubridor ni quien primero la trajo al mundo de la ciencia. Si tan general frase ha de acompañarse de una cita, lo cual es dudoso, la cita ha de ser inexcusablemente la de……Lamarck. En donde no cabe ninguna duda al respecto es poco después:    

They may be considered as definite when all or nearly all the offspring of individuals exposed to certain conditions during several generations are modified in the same manner  

Pueden ser considerados como definitivos, cuando todos o casi todos los descendientes de los individuos expuestos a ciertas condiciones durante varias generaciones se han modificado de la misma manera

 Aquí la idea no es elemental ni muy general. Tampoco de Perogrullo. Forma parte, clave e inexcusable, del contenido de la obra de Jean Baptiste Lamarck y así debería haber sido mencionado. Veamos el párrafo completo:

 As far as I am able to judge, after long attending to the subject, the conditions of life appear to act in two ways—directly on the whole organisation or on certain parts alone and in directly by affecting the reproductive system. With respect to the direct action, we must bear in mind that in every case, as Professor Weismann has lately insisted, and as I have incidently shown in my work on "Variation under Domestication," there are two factors: namely, the nature of the organism and the nature of the conditions. The former seems to be much the more important; for nearly similar variations sometimes arise under, as far as we can judge, dissimilar conditions; and, on the other hand, dissimilar variations arise under conditions which appear to be nearly uniform. The effects on the offspring are either definite or in definite. They may be considered as definite when all or nearly all the offspring of individuals exposed to certain conditions during several generations are modified in the same manner. It is extremely difficult to come to any conclusion in regard to the extent of the changes which have been thus definitely induced. There can, however, be little doubt about many slight changes, such as size from the amount of food, colour from the nature of the food, thickness of the skin and hair from climate, etc. Each of the endless variations which we see in the plumage of our fowls must have had some efficient cause; and if the same cause were to act uniformly during a long series of generations on many individuals, all probably would be modified in the same manner. Such facts as the complex and extraordinary out growths which variably follow from the insertion of a minute drop of poison by a gall-producing insect, shows us what singular modifications might result in the case of plants from a chemical change in the nature of the sap.    

Por lo que yo soy capaz de juzgar, después de mucho tiempo de atención al tema, las condiciones de vida parecen actuar de dos maneras: directamente sobre toda la organización o en algunas partes solo y afectando in (¿) directamente al sistema reproductor. Con respecto a la acción directa, debemos tener en cuenta que en todos los casos, como el profesor Weismann ha insistido últimamente, y como he dicho sea de paso se muestra en mi trabajo sobre "Variación bajo domesticación," hay dos factores: a saber, la naturaleza del organismo y la naturaleza de las condiciones. El primero parece ser mucho más importante, porque las variaciones casi similares a veces surgen en la medida de lo que podemos juzgar, condiciones desiguales, y, por otro lado, las variaciones disímiles producirse en las condiciones que parecen ser casi uniformes. Los efectos sobre la descendencia pueden ser definitivos, o no . Pueden ser considerados como definitivos, cuando todos o casi todos los descendientes de los individuos expuestos a ciertas condiciones durante varias generaciones se han modificado de la misma manera. Es extremadamente difícil llegar a ninguna conclusión en cuanto a la magnitud de los cambios que se han inducido así definitivamente. No puede, sin embargo, haber mucha duda acerca de muchos pequeños cambios, como el tamaño debido a la cantidad de alimentos, el color debido a la naturaleza del alimento, el grosor de la piel y el cabello del clima, etc Cada una de las infinitas variaciones que vemos en el plumaje de nuestras gallinas debe haber tenido alguna causa eficiente, y si la misma causa actuase uniformemente durante una larga serie de generaciones en muchos individuos, todos probablemente sería modificada de la misma manera. Hechos tales como los complejos y extraordinarios crecimientos de que siguen a la inserción de una gota de veneno por un insecto que producen agallas, nos enseñan qué modificaciones singulares podrían resultar en el caso de las plantas a partir de un cambio químico en la naturaleza de la savia. 


  Imagen: Estatua de Lamarck en el Jardin des Plantes. Tomada de OOkaboo.