.

sábado, 14 de julio de 2012

Ejemplos absurdos y una ausencia importante en el quinto párrafo de El Origen de las Especies



 En el quinto párrafo de El Origen de las Especies debería citarse adecuadamente a Lamarck, pero no sólo no se le cita, sino que su trabajo se menciona inadecuadamente. No será la única vez que Lamarck recibe tal trato en esta obra. Leamos el párrafo:   En inglés:    

In considering the Origin of Species, it is quite conceivable that a naturalist, reflecting on the mutual affinities of organic beings, on their embryological relations, their geographical distribution, geological succession, and other such facts, might come to the conclusion that .. species had not been independently created, but had descended, like varieties, from other species. Nevertheless, such a conclusion, even if well founded, would be unsatisfactory, until it could be shown how the innumerable species inhabiting this world have been modified, so as to acquire that perfection of structure and coadaptation which .. justly excites our admiration. Naturalists continually refer to external conditions, such as climate, food, &c, as the only possible cause of variation. In one .. limited sense, as we shall hereafter see, this may be true; but it is preposterous to attribute to mere external conditions, the structure, for instance, of the woodpecker, with its feet, tail, beak, and tongue, so admirably adapted to catch insects under the bark of trees. In the case of the mistletoe, which draws its nourishment from certain trees, which has seeds that must be transported by certain birds, and which has flowers with separate sexes absolutely requiring the agency of certain insects to bring pollen from one flower to the other, it is equally preposterous to account for the structure of this parasite, with its relations to several distinct organic beings, by the effects of external conditions, or of habit, or of the volition of the plant itself.


Y en español:  


 Al considerar el origen de las especies, es perfectamente concebible que un naturalista, reflexionando sobre las afinidades mutuas de los seres orgánicos, sobre sus relaciones embriológicas, su distribución geográfica, sucesión geológica y otros hechos semejantes, pueda llegar a la conclusión de que .. las especies no han sido creadas de forma independiente, sino que, al igual que las variedades, descienden de otras especies. Sin embargo, tal conclusión, aunque bien fundada, no sería satisfactoria, hasta que se pudiera demostrar cómo las innumerables especies que habitan en este mundo han sido modificadas, con el fin de adquirir esa perfección de estructura y co-adaptación que .. justamente excita nuestra admiración. Los naturalistas se refieren continuamente a las condiciones externas, tales como el clima, la comida, etc…, como la única causa posible de variación. En un .. sentido limitado, como veremos después, esto puede ser cierto, pero es absurdo atribuir a meras condiciones externas, la estructura, por ejemplo, del pájaro carpintero, con sus patas, cola, pico y lengua tan admirablemente adaptada a capturar insectos bajo la corteza de los árboles. En el caso del muérdago, que saca su alimento de ciertos árboles, que tiene semillas que deben ser transportadas por ciertas aves, y que tiene flores con sexos separados que requieren absolutamente la acción de ciertos insectos para llevar polen de una flor a otra, es igualmente absurdo explicar la estructura de este parásito y sus relaciones con varios seres orgánicos distintos, por los efectos de las condiciones externas, o de la costumbre, o de la voluntad de la propia planta.  

 El empeño por agradecer a Hooker demostrado en el cuarto párrafo llamaba nuestra atención por dos motivos: Primero, por su intensidad (ya se menciona a Hooker en el Historical Sketch y en el segundo párrafo de la introducción). Segundo, porque falta una explicación sobre cuál pueda ser el contenido de la obra de Hooker que tanto merece el agradecimiento del autor. Más que algún resultado original, Darwin parece estar agradeciendo una ayuda personal.   Por el contrario en este quinto párrafo, la mención al trabajo de Lamarck es evidente, pero sin embargo, su nombre no es mencionado. Al contrario, se elude la mención cuando se indica:   Naturalists continually refer to external conditions,…….. Pero el naturalista que más notablemente ha hecho énfasis en el efecto del ambiente sobre los cambios de especie es, sin duda, Lamarck. Sin embargo, ningún naturalista, ni Lamarck ni ningún otro podría haber dicho que sólo las condiciones externas son responsables de estructura alguna: Las condiciones necesitan actuar sobre alguna estructura pre-existente. Por eso, Darwin aquí hace un juego de palabras: Plantea primero una hipótesis tan absurda que nadie jamás ha planteado, para luego proponer una solución como original suya. Pero ambas, la hipótesis absurda y su solución no existen, son imaginarias. La ciencia no actúa mediante hipótesis absurdas, sino en base a hipótesis bien consolidadas como consecuencia de un conocimiento anterior (Lamarck). Las soluciones a problemas o hipótesis absurdos o mal planteados no solucionan nada.   “but it is preposterous to attribute to mere external conditions, the structure, for instance, of the woodpecker……….” “es absurdo atribuir a las condiciones externas, la estructura, por ejemplo, del pájaro carpintero……….”   Por supuesto que es absurdo. No sólo en el caso del pájaro carpintero sino en cualquier otro. Ni las condiciones externas, ni la costumbre ni la voluntad propia van a explicar la adaptación. Eso es seguro.   La duda es: ¿Tendrá el autor alguna otra explicación mejor?.........


 Imagen del periódico Mi Ambiente.