.

viernes, 29 de febrero de 2008

El creacionismo, el darwinismo y Wikipedia: Otro ejemplo a favor del manifiesto




El Manifiesto a favor de la Biología del siglo XXI que publicaba hace dos entradas decía, entre otras cosas lo siguiente:

Finalmente, queremos llamar la atención sobre un fenómeno que está contribuyendo a aumentar, especialmente en la sociedad, la confusión sobre el problema que estamos denunciando: El debate darwinismo-creacionismo, que los darwinistas parecen especialmente interesados en difundir. Creemos que es un debate inútil, porque los científicos no debaten sobre creencias, sino sobre datos empíricos, pero que contribuye al reforzamiento social de las viejas (e interesadas) concepciones para evitar el verdadero debate: el de una concepción científica del Siglo XIX frente a una Ciencia del Siglo XXI.


Pues bien, hoy aporto otra prueba más que demuestra que esto es cierto.


Buscando información sobre el naturalista español Juan Vilanova y Piera (1821-1893), me encuentro en Wikipedia (esa enciclopedia pseudodemocrática que sabemos que es darwinista por esto y por esto otro) con esta lindeza:


En cuanto a las teorías del origen de la vida en la tierra, Vilanova era creacionista pero no rechazaba las nuevas teorías que iban surgiendo de mantuvo en contra de las ideas evolucionistas de Darwin y Huxley. (sic.)


Una maravilla de párrafo escrito sin duda por algún darwinista iluminado que viene a demostrar que, efectivamente, en su clan quieren potenciar el debate darwinismo-creacionismo como se indicaba muy acertadamente en el manifiesto. Pero además de eso y de estar mal escrito, el párrafo en cuestión demuestra la ignorancia de quien lo escribió. No sabemos si Juan Vilanova se habría preguntado alguna vez o no acerca del origen de la vida en la Tierra, posiblemente no. Una evidencia en favor de dicha afirmación: eso sería lo primero que un articulista decente habría tenido que presentar documentadamente. Que Vilanova no era creacionista es seguro puesto que esa palabreja no se había inventado todavía. Por similares consideraciones elementales, Platón tampoco pudo ser católico ni Carlos Marx militante de la UGT. Acerca de lo que signifique ser creacionista, todavía no he tenido tiempo de investigar. Sólo un vistazo a la entrada "creacionismo" en Wikipedia ya me ha levantado un dolor de cabeza que sospecho me durará todo el fin de semana. Puede que tenga que terminar admitiendo que Vilanova era creacionista, ahora bien esto implicará la necesidad de admitir que Darwin también lo era con lo cual el debate quedaría, afortunadamente, concluido.

El creacionismo, invento darwinista.




8 comentarios:

Zetetic_chick dijo...

Es claro que los darwinistas están muy interesados en calificar de creacionistas a todos sus críticos. Con esta táctica, distraen el debate del tema de fondo para trasladarlo a un terreno religioso.

Pero hay filósofos ateos (y por tanto, difícilmente podamos llamarlos "creacionistas") como Jerry Fodor que son también críticos del darwinismo. Recomiendo la lectura de este artículo de Fodor titulado "Against Darwinism":
http://ruccs.rutgers.edu/faculty/Fodor/Fodor_Against_Darwinism.pdf

Saludos

Emilio Cervantes dijo...

Zetetic,
Muchas gracias por el comentario. Habrá que leer despacio el artículo que recomiendas, parece interesante,....

Un saludo,
Emilio

Maribel dijo...

hola! Soy estudiante de Filosofía y de Traducción e interpretación y he venido a parar a esta entrada de blog buscando información sobre este artículo en la red. Lo he escogido para hacer un trabajo de Pensamiento lingüístico, la verdad que llevo un par de días con el artículo y es bastante interesante, aunque algunas partes me resultan confusas en tanto que usa términos de filosofía del lenguaje en inglés (no he encontrado traducción oficial del artículo por la red), que si de por sí en ciertos aspectos pueden llegar a resultar confusos en castellano, en inglés se multiplica.
Así que me resultaría muy interesante cualquier tipo de comentario, opinión personal (general o concreta), etc. del artículo.
Saludos a ambos!!

Jesús dijo...

A ver si consigo aclarar algún concepto: ser Darwinista no implica ser ateo. Darwin explicó la evolución de la vida, no da ninguna conjetura acerca de cómo surgió la materia o la energía. En general la ciencia explica a grosso modo (mejor o peor)lo que ocurrió desde el Big Bang, no pretende inmiscuirse en qué hubo antes. De hecho es formidable que con una idea tan simple se explique perfectamente la diversidad actual (vale, faltan algunas cosillas por entender, pero nadie sensato elimina una teoría que explica trillones de detalles por faltar unos pocos)eso casa con un Creador poderoso y no con alguien 'de segunda división' que necesita estar dirigiendo cada paso (esto es el creacionismo, explicar la naturaleza a base de intervenciones continuas de un creador: vaya m. de creador sería ése). Puestos a creer en la singularidad del ser humano, mucho peor es saber que la Tierra no es ni mucho menos el centro de nada (salvo que alguna teoría moderna del siglo XXII la reviva llamándonos antiguos a los que seguimos a Copérnico)que asimilar a Darwin (reconozco que no es fácil de entender, ése debe ser el problema). Me copio el comentario, me sorprendería gratamente verlo en el blog.
Un cordial, de verdad, saludo.

Emilio Cervantes dijo...

Hola Jesús,
Gracias por la visita y el comentario.

De un vistazo a esto y luego seguimos hablando:

http://weblogs.madrimasd.org/biologia_pensamiento/archive/2008/07/01/95830.aspx

Saludos

falkon dijo...

Para resumir, aquí tenemos las dos premisas en que se basan las diversas teorías evolucionarias:
1) Esta es la fórmula para hacer un universo:
Nada + nada = dos elementos + tiempo = 92 elementos naturales + tiempo = todas las leyes físicas y la completa estructura del universo de galaxias, sistemas, estrellas, planetas y satélites orbitando en perfecto orden y balance.
2) Esta es la fórmula evolucionaria para hacer vida:
Barro + agua + tiempo = criaturas vivientes.
Los evolucionistas teorizan que estas dos fórmulas posibilitan que todo lo que hay alrededor nuestro se haya hecho solo, exceptuando aquellas cosas hechas por el hombre, como los automóviles o edificios. Las cosas complicadas, como las cajas de madera unidas con clavos requieren pensamiento, inteligencia y un trabajo cuidadoso; pero se afirma que todo lo que nos rodea en la naturaleza, como un colibrí o el ojo humano, es el resultado de infortunados accidentes, confusión al azar y tiempo. Ni siquiera se requiere de materia prima para comenzar, ¡se hace sola!

Emilio Cervantes dijo...

Exacto Falkon. Lo puede usted decir más alto pero no más claro.

Camino a Gaia dijo...

Cuando Dawkins considera al gen como unidad que permanece y sobrevive a los individuos olvida que también el gen es un sistema. En mucho mas coherente, aunque en un principio parezca mas extraño, considerar al sistema como unidad de supervivencia. Cuando hacemos esto se hace la luz.
Toda la vida y todo el planeta puede considerar en términos de sistemas y subsistemas aunque categoricemos a los subsistemas como elementos de otro sistema.
Para que se pueda dar el gradualismo darwiniano es necesario que los ecosistemas permanezcan estables y estacionarios por largos periodos de tiempo. Estos largos periodos de tiempo son los que "fijan" las especies y las diversifican. Las catástrofes son un revulsivo que produce grandes cambios y grandes extinciones.
Son pues, los sistemas estacionarios el escenario de la evolución y sin escenario no hay representación. La supervivencia de los individuos está supeditada a la supervivencia y estabilidad del ecosistema. La supervivencia del mas apto implica por tanto la adaptación a un sistema, un medio natural interactivo donde las especies que propicien las estabilidad y el éxito del ecosistema, son mas aptas que las que las que lo desestabilizan. La familia, la tribu, la población o la especie son subsistemas encajados. El mas apto sobrevive si no pone en peligro a la familia, la tribu, la población, la especie, el ecosistema local o el ecosistema global Gaia.