.

domingo, 14 de octubre de 2007

La noción de substancia individual en Leibniz




Gottfried Leibniz (1646-1716) celebre por su contribución al cálculo escribió también un texto notable titulado “Discurso de Metafísica”. Del título de su apartado 11 deberíamos hoy tomar buena nota, en él reza: Que las meditaciones de los teólogos y de los filósofos que se llaman escolásticos no son enteramente despreciables.


Más adelante, el capítulo 13 se titula: Como la noción individual de cada persona encierra de una vez para todas lo que le ocurrirá siempre, se ven en ella las pruebas a priori o razones de la verdad de cada acontecimiento, o por que ha ocurrido uno más bien que otro. Pero estas verdades, aunque seguras, no dejan de ser contingentes por fundarse en el libre albedrío de Dios y de las criaturas. Es cierto que su elección tiene siempre razones, pero inclinan sin necesitar.

Y el capítulo 14 lleva como epígrafe: Dios produce diversas substancias según las diferentes visiones que tiene del universo y, por la intervención de Dios, la naturaleza propia de cada substancia hace que lo que ocurra a una responda a lo que sucede a todas las demás, sin que ellas obren inmediatamente una en otra.

Todo lo que está en cursiva, son epígrafes en la obra "Discurso de Metafísica" de Leibniz. Lo he traído a colación porque me parece que puede ser digno de tener en consideración en una aproximación al carácter.