.

miércoles, 10 de octubre de 2007

El carácter en la antigüedad



¿Tienen los seres vivos, en general, y cada uno de ellos, en particular, un significado?.
Difícil pregunta, que es equivalente a esta otra: ¿Tiene la vida un significado?. Que, a su vez, no es nueva, puesto que se la han hecho hombres y mujeres de todas las generaciones desde que el hombre es hombre. Así, por ejemplo, Marco Aurelio, en sus Meditaciones dice:

“¿Acaso eres infeliz con la parte del todo que te ha correspondido?. Entonces recuerda la disyunción: ¿Providencia o átomos?.”

Para continuar:

“Si el Todo es Dios, todo está bien. Pero si está gobernado por el azar, no te dejes tú también gobernar por el azar”.

Según Pierre Hadot en su comentario a las Meditaciones de Marco Aurelio, titulado “La Ciudadela Interior”, el argumento presentado por Marco Aurelio procede de Séneca y representa la alternativa de los estoicos frente a los epicúreos.

Según los apóstoles de la Ciencia actual, propia de una “modernidad” más epicúrea que estoica, ni la vida, ni los seres vivos en general ni el ser humano en particular, tienen un significado que no sea el del puro pasar. De la manera menos dolorosa y más grata, pero puro pasar de la nada a la nada. Este es, paradójicamente, el significado que hoy damos a la vida: La fugacidad, el puro consumirse como fuego. El devenir,..... es decir, ninguno. Al admitir que la Ciencia no reconoce significado alguno en los seres vivos, en consecuencia, reconocemos que la vida no tiene significado, que todo significado es nulo. Cuestiones todas ellas propias de la metafísica, un saber a extinguir.

Y es que antes de discutir sobre el Diseño Inteligente o la existencia o no de un Dios providencial, se deberá reflexionar acerca de si la vida tiene o no sentido. Porque resulta que la vida tiene, efectivamente, un significado; que es, ni mas ni menos, que el que entre todos le vamos dando.

4 comentarios:

Joaquín dijo...

Emilio, con estas sucesivas aproximaciones "helicoidales" al problema, creo que has dado con la verdadera cuestión, de la mano del sabio Marco Aurelio: Providencia o Átomos. La ciencia sólo da parte de la respuesta, la más evidente y con la que estamos todos de acuerdo: somos materia. ¿Pero nada más? Como yo también estoy rondando estas cuestiones, a veces me digo que la solución la tenemos delante de nuestras narices, y no somos capaces de reconocerla. El primer paso para acercarnos al sentido de la vida es depurarnos de visiones o esquemas erróneos (esto es, errados, que no van a parar a ninguna parte).

Emilio Cervantes dijo...

Joaquín, no digas "somos materia" cuando lo que quieres decir es que no sabemos lo que somos. No sabemos lo que somos y pretendemos escapar de la ignorancia utilizando palabras sin significado, como "materia". ¿Qué es la materia?.

La Ciencia rechaza de plano a la materia desde Einstein, la materia ES la energía; la energía ES la materia. La diferencia entre material e inmaterial es ilusión.

Es decir, hace cien años que la materia dejo de serlo y ya no es nada. Por ignorantes que seamos, los científicos no podemos haber ignorado esto durante tanto tiempo......

Claro que hay que quitar esquemas erróneos. Todas las divisiones artificiales del mundo son esquemas erróneos.

irichc dijo...

No sabía que el significado se diera, como quien da maní. ¿Tú has dado significados alguna vez, emilio? ¿has transferido a las cosas su significatividad, o te has limitado a usar las palabras que había para designar conceptos cuyo origen histórico desconoces?

Emilio Cervantes dijo...

Pues Irichc, ésta es ni más ni menos, la cuestíón clave. Si ves la alternativa de Marco Aurelio, tu eliges y en tu elección tu das un significado.

Pero esto puede sonar grandilocuente. Vamos al mundo real.

Si tu ves que durante mucho tiempo se ha venido tomando como teoría científica lo que no lo es, tu empeño en hacer ver que no es una teoría científica, contribuye a darle un nuevo significado.

Si, como tu has hecho en tu blog, ves que un señor que pasa por científico, se dedica a hacer videos para papanatas; entonces eres tu quien salta y dice atención que si esto es la ciencia, esto es fundamentalismo y no conviene. Entonces eres tú y no yo quien da significado y por ello yo te felicito.

Espero que esta discusión continúe con valiosas aportaciones como las vuestras.