.

jueves, 3 de enero de 2008

Resortes darwinistas. Segundo resorte: Si usted no cree en la teoría darwinista entonces a usted le toca proponer una mejor






Bien, dice el moderno defensor de la teoría, usted no cree en la teoría darwinista, luego por lo tanto es usted quien tiene que proponer una mejor. Si usted no lo hace seguimos con el darwinismo porque es lo único que hay, mientras no haya nada mejor. ¡Fantástico!. A usted cuando vaya de excursión no le preocupe llevar bocadillo ni alimento alguno, porque si no hay alimentos, usted se alimentará del aire o si no podrá alimentarse de su propio hambre. Si la ciencia que tenemos no vale como tal, es decir, que no es ciencia, entonces, a falta de otra mejor iremos tirando con ella. ¿Por qué?

Por razones que desconocemos (¿o no?).


Pero, en la enorme partida de ajedrez del pro y anti-darwinismo, estos dos primeros resortes son los de la infantería darwinista, los de los peones. También hay un resorte de los alfiles, que en inglés son los bishop, los obispos………











4 comentarios:

Pepe dijo...

El darwinismo como usted bien sabe no es una teoría científica, es una filosofía materialista previa que quiere hacerse pasar por ciencia. La afirmación central del darwinismo es que todo en el universo es producto del azar.
En cierto modo los darwinistas tienen razón, o se es estrictamente materialista y "azaroso"(la hipótesis más parsimoniosa en principio) o se es animista /vitalista como calificó Monod a todo el que atisbe alguna inteligencia o programa en el Universo.
El avance de la ciencia, la complejidad que nos muestra la vida, hacen imposible el azar como explicación de la evolución y nos convierte en animistas a todos los antidarwinistas, así son las cosas. A mi no me molesta. Usted puede alegar que no existe ninguna teoría científica en biología evolutiva, pero en ese caso el darwinismo puede proseguir como "programa de investigación científica".

Emilio Cervantes dijo...

Yo no alego que no exista ninguna teoría científica en biología evolutiva. Tenemos varias, como por ejemplo la teoría de la recapitulación de Oken o la de no-aptitud de las formas especializadas de Cope. Lo que no tenemos es una teoría globalizante que explique toda la evolución de forma simplista, de un plumazo como alternativa al darwinismo, simplemente porque sería otra simpleza, es decir, como usted bien dice, no sería una teoría científica. Uno puede lícitamente ser anti-darwinista y no querer ser clasificado como animista o vitalista, conceptos ambos de dificil explicación en términos científico.

Pepe dijo...

Lo único que me atrevo a farfullar, es que me ha impresionado usted con Oken,yo solo soy un animista vulgar.

Javier dijo...

Pero el problema una vez más es: Azar no existe, todo responde a un número limitado de factores (puesto que el universo no es infinito), por tanto, hablar de "selección" natural es hablar de programa del universo, y Darwin habló de eso y mucho en sus libros (que hay que leerselos), de como los "elegidos" deberían perdurar.