.

viernes, 5 de octubre de 2012

Tres párrafos adicionales para comentar unas tablas imaginarias a partir del octogésimo párrafo de El Origen de las Especies





Sigue el autor comentando unas tablas que no ha presentado a  las que ahora dice haber aplicado procedimientos numéricos que no explica. Bajo estas condiciones  los resultados son los esperados, los deseados para soportar la hipótesis de partida. No podía ser de otro modo:



       
  1. Las      especies de los géneros mayores se parecen a las variedades, más que las      especies de los géneros menores. (the species of the larger genera resemble varieties, more than do the species of the smaller genera).

  2.    
  3. Muchas      de las especies que se "fabrican" todavía, en cierta medida se parecen a las      variedades, pues difieren entre sí por menos que la cantidad normal de      diferencia. (that in the larger genera, in which a number of varieties or  incipient species greater than the average are now manufacturing, many  of the species already manufactured still to a certain extent resemble  varieties, for they differ from each other by a less than the usual  amount of difference.).

Inevitable permanecer tranquilo al leer ese  "Manufacturing" referido a la formación de una especie, prueba de que  OSMNS jamás pasó por revisión crítica alguna. Más bien al contrario...........



En definitiva: las especies no son sino variedades.  Lamentablemente las pruebas aportadas son nulas:

I have endeavoured to test this numerically by averages, and, as far as my imperfect results go, they confirm the view.

Si, de acuerdo, pero ¿Dónde están esos imperfect results?


Ante la falta de datos originales, el interés de la obra viene a ser de nuevo histórico o más exactamente sociológico: ¿Por qué vino a adquirir tan gran relevancia una publicación en la que falta el soporte científico de los datos?



La respuesta es sencilla: Porque no se trata de una publicación científica sino de una exposición ideológica.

El planteamiento es confuso:

Hemos visto que no hay un criterio infalible para distinguir las especies de las variedades bien marcadas;

Pero el concepto de especie no se basa en  un criterio para distinguir  las especies de las variedades, sino  para distinguir unas especies de otras. El científico no aspira a encontrar el fiel reflejo de sus pensamientos en la naturaleza, lo cual es fundamentalismo sino que más bien al contrario,   ha de adaptar sus pensamientos a la realidad que encuentra en la Naturaleza. Darwin es un naturalista aficionado,  fundador del darwinismo, una ideología o pseudociencia fundamentalista. Los naturalistas profesionales como Owen, von Baer o Agassiz tenían puntos de vista más adecuados con la ciencia,....





MANY OF THE SPECIES INCLUDED WITHIN THE LARGER GENERA RESEMBLE VARIETIES IN BEING VERY CLOSELY, BUT UNEQUALLY, RELATED TO EACH OTHER, AND IN HAVING RESTRICTED RANGES.



80.

There are other relations between the species of large genera and their recorded varieties which deserve notice. We have seen that there is no infallible criterion by which to distinguish species and well-marked varieties; and when intermediate links have not been found between doubtful forms, naturalists are compelled to come to a determination by the amount of difference between them, judging by analogy whether or not the amount suffices to raise one or both to the rank of species. Hence the amount of difference is one very important criterion in settling whether two forms should be ranked as species or varieties. Now Fries has remarked in regard to plants, and Westwood in regard to insects, that in large genera the amount of difference between the species is often exceedingly small. I have endeavoured to test this numerically by averages, and, as far as my imperfect results go, they confirm the view. I have also consulted some sagacious and experienced observers, and, after deliberation, they concur in this view. In this respect, therefore, the species of the larger genera resemble varieties, more than do the species of the smaller genera. Or the case may be put in another way, and it may be said, that in the larger genera, in which a number of varieties or incipient species greater than the average are now manufacturing, many of the species already manufactured still to a certain extent resemble varieties, for they differ from each other by a less than the usual amount of difference.



Entre las especies de los géneros grandes y sus variedades registradas existen otras relaciones dignas de mención. Hemos visto que no hay un criterio infalible para distinguir las especies de las variedades bien marcadas; y cuando no se han encontrado eslabones de enlace entre formas dudosas, los naturalistas se ven forzados a decidirse por el conjunto de diferencias entre ellas, juzgando por analogía si este conjunto es o no suficiente para elevar una forma, o ambas, a la categoría de especies. De aquí que la cantidad de diferencia es un criterio importantísimo para decidir si dos formas han de ser clasificadas como especies o como variedades. Ahora bien: Fries ha observado, por lo que se refiere a las plantas, y Westwood, por lo que toca a los insectos, que en los géneros grandes la cantidad de diferencia entre las especies es con frecuencia sumamente pequeña. Me he esforzado en comprobar esto numéricamente mediante promedios que, hasta donde alcanzan mis imperfectos resultados, confirman dicha opinión. He consultado también con algunos sagaces y experimentados observadores, y, después de deliberar, coinciden en esta opinión. En este respecto, pues, las especies de los géneros mayores se parecen a las variedades, más que las especies de los géneros menores. O el caso puede interpretarse de otro modo: puede decirse que en los géneros mayores, en los cuales se está ahora fabricando un número de variedades o especies incipientes mayor que el promedio, muchas de las especies que se fabrican todavía, en cierta medida se parecen a las variedades, pues difieren entre sí por menos que la cantidad normal de diferencia.